La Leyenda de Emiliano Zapata

*A 101 Años de su Muerte

*Fue Asesinado a Mansalva

*Era un Charro de Admirar

         Era jueves aquel 10 de abril de 1919, al filo de las dos de la tarde, cuando fue asesinado Emiliano Zapata Salazar, tras ser engañados por sus enemigos y fue muerto en la Hacienda de Chinameca, aunque un corrido interpretado por Ignacio López Tarso dice que era un día domingo.

Dice la historia que iba acompañado de 10 de sus hombres y al llegar a la Hacienda de Chinameca. Tres veces sonó el clarín y luego por órdenes del General Pablo González, la gente del General Jesús Guajardo lo asesinó a mansalva.

Fue traicionado y asesinado, incluso se dice que abatido por la espalda. Su cadáver lo llevaron a Anenecuilco y luego a Cuautla, donde están sus restos al pie de la estatua que le hicieron.

¿POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS?

“Campanas porque tocan doliente, es que ya murió Zapata”, dice el corrido.

Era un valiente, amaba a los pobres, por eso los indios de todos los pueblos, con él fueron a luchar.

“Si pregunta por Zapata, diles que ya se fue al cielo”. Era el coco de los tiranos…

Por eso y muchas cosas más, si quieres conocer a México, tienes que escuchar sus corridos y ahí encontrarás mucho de la historia de los grandes personajes de la nación.

CON SU MUERTE COMENZÓ SU LEYENDA

Con su muerte, hace 101 años nació la leyenda de Zapata, el Caudillo del Sur, que al lado del legendario “Pancho” Villa cobraron vida en aquella época.

Su lema: Tierra y Libertad, que hasta la fecha sigue haciendo ruido y recordando que: “La tierra es para quien la trabaja”.

A sus 17 años de edad, tuvo su primer enfrentamiento con las autoridades y tuvo que dejar su natal Estado de Morelos.

ZAPATA, UN CHARRO DE ADMIRAR

Era un apasionado de los caballos y se dice que a los años 30 años, era gran domador, e incluso, siempre andaba vestido de charro, armado y acompañado de su caballo.

Montado con garbo en yegua alazana, era un charro de admirar, porque en el coleadero, era su mangana la de un admirado jinete. Dónde está un mejor charro que mi general Zapata.

No quería riquezas, ni honores, pero que fue del caporal. Que nació y vivió entre los pobres, por eso fue el azote de los ricos.

“Cuando haya muerto, defienda su ejido”, dijo a los pobres. “Me siento abatido, soy peregrino y ando como pájaro sin nido”.

DEL PLAN DE AYALA HASTA NUESTROS DÍAS

Emiliano nació un 8 de agosto de 1879, en San Miguel Anenecuilco, Distrito de Villa de Ayala, en el estado de Morelos. Antes de la revolución luchó en favor de la restitución del despojo de tierras e incluso apoyó a Francisco I. Madero contra Porfirio Díaz, lanzando posteriormente el “Plan de Ayala”.

Lucho contra Huerta y después se unió a las fuerzas de “Pancho” Villa para luchar contra Venustiano Carranza y al producirse la división, entró en la Ciudad de México el Ejercito Libertador del Sur, en noviembre de 1911.

         El 25 de noviembre de 1911, Zapata promulgó el Plan de Ayala…

A 101 años de su muerte, se le recuerda con mucho respeto y admiración al General Emiliano Zapata Salazar.

Y como siempre, me despido a mi manera, recordando que: La Tierra es de Quien la Trabaja: Emiliano Zapata Salazar.

COMENTARIOS al correo electrónico: charrocasama@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!