Desde Vietnam Encontró a su Abuelo

*El OCHO COLUMNAS lo Hizo Posible

* Profesión de Muchas Satisfacciones

*Don Nacho Mora el Gran Afortunado

Es de mucha satisfacción cuando como medio de comunicación uno cumple los objetivos y más cuando se trascienden muchas fronteras. Sucesos como el que les voy a platicar, no tiene precio, pero si llena a uno de muchas satisfacciones.

Ya lo decía el Nobel colombiano, Gabriel García Márquez: “La carrera del periodismo es la más noble de las profesiones, pero podría ser el más vil de los oficios”, aunque esta vez es lo primero y gustosos lo compartimos con nuestros caros lectores.

Era el 21 de septiembre del 2005, cuando publicamos la siguiente historia en el Periódico “OCHO COLUMNAS”. La verdad que se enchina la piel y más por un correo que pudo haberse perdido, entre los muchos que llegaban a nuestra redacción del diario jalisciense o en el e mail personal.

CORREO DESDE VIETNAM

Abriendo semana, el lunes me llegó un correo electrónico desde Vietnam, si leyó usted bien de Vietnam y me quedé perplejo al leer el asunto, pero mi satisfacción vino cuando pude servir de enlace para hacer realidad dicho sueño.

“Espero que este email no le sea muy extraño, pero necesito encontrar alguna información. Resulta que mi abuelo paterno Ignacio Mora, solía ser un charro, desgraciadamente mi padre falleció cuando yo era muy pequeña y no tengo contacto real con esa parte de mi familia. Por cuestiones de trabajo, me encuentro en Vietnam, así que pensé en buscar algo a cerca de mi abuelo por internet y di con usted, por lo que se me  ocurrió preguntarle si lo conoce a mi abuelo o si formó parte de alguna asociación de charrería en Jalisco.

Por ahora solo tengo estos datos, se llama o llamaba Ignacio Mora, vivía en Guadalajara, Jalisco y era charro, sé que no es  mucho, pero no pierdo nada con preguntar y saber de él”, atentamente Gina Saraí Mora Leos.

GINA SARAÍ FUE LA AFORTUNADA

El mismo lunes contesté y tan le tuve buenas noticias a Gina Saraí, que de inmediato le mandé informes y hasta una foto de su abuelo don “Nacho” Mora a quien de cariño le decimos el “Barbón y quien apenas el miércoles 14 desfiló en el “Día del Charro”, en la Perla de Occidente.

El miércoles recibí contestación y Gina Saraí agrega que “Muchas gracias por la pronta respuesta y al parecer las buenas noticias también son ciertas. Tengo un vago recuerdo de que efectivamente a mi abuelo le decían el “Barbón”, solo lo he visto una vez, como a los 3 años. No sabe que feliz me hace, ya que contactar a mi abuelo es algo más que difícil. No sabe cómo aprecio que me enviara la foto, la verdad no lo puedo reconocer mucho, ya que mis recuerdos son borrosos, pero aun así, mil gracias. Vivo en Vietnam, por cuestiones de trabajo y regreso a México en diciembre”.

Hasta aquí la historia, pareciera sacada de un cuento de hadas y es que eso no tiene precio, pero aunque la carrera del periodismo es la más noble de las profesiones, podría ser el más vil de los oficios, como alguna vez lo dijera el colombiano Gabriel García Márquez.

Y como siempre termino a mi manera, recordando que: Cuando el tiempo nos ayuda los secos troncos retoñan.

ENVIAR COMENTARIOS A: charrocasama@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar