Primera Escaramuza en Jalisco

*El Fundador don Victoriano Maldonado Lara

*Debutaron el primero de marzo del lejano 64

*Ahora su Hija Rosy Sigue sus pasos en Chicago

         Es Día del Recuerdo y hoy es especial porque hablaremos de la primera  escaramuza que se fundó en Jalisco, allá a mediados de los 60´s. Por eso y muchas cosas más, honor a quien honor merece y ese es, nada más y nada menos, que para don Victoriano Maldonado Lara.

Su hijo Salvador Maldonado Martínez es médico veterinario y zootecnista, tiene un puesto de periódicos en Poncitlán y donde diario se entera del acontecer charro en OCHO COLUMNAS, como dijimos hace casi 14 años, aquel 4 de junio del 2006 para ser más exactos. Salvador es locutor charro, así es que de herencia le viene esta disciplina, ese deporte tan amado y sobre todo tan apasionante, quien también visita muy seguido Chicago, Illinois, donde viven algunos de sus hijos.

En el 2019 nos tocó saludarlo en Oklahoma City, cuando se realizó el “Nacionalito” que organizó la Familia Martínez, evento en el que intervinieron sus nietos.

EL RECUERDO. Las hojas del calendario han caído desde aquel primero de marzo del lejano 1964 cuando debutó el primer contingente jalisciense, con la presencia de la mujer a caballo y en la actualidad hay unas tres docenas de equipos femeniles en el Estado. Incluso, a mediados del 2000 Las Azucenas de Tototlán organizaron una Feria de Escaramuzas en honor de don Victoriano, donde participaron 12 equipos  

Pocos después de haber sido fundado el Lienzo Ignacio Zermeño Padilla, en las inmediaciones de Jardines del Country y el populoso barrio de Santa Teresita de Guadalajara, vino la primera y mágica presentación de un grupo de escaramuceras bautizadas como “Las Rancheritas”.

LÁGRIMAS Y ALEGRIA. Fue un primero de marzo de 1964 para recordar y también para olvidar, porque hubo alegría y también tristeza. Incluso se presentaba la caravana de Antonio Aguilar en Guadalajara. En el Lienzo Zermeño Padilla se realizó la presentación y en otro lugar se mataron dos charrazos, Guillermo “El Patrón” Becerra y Miguel Navarro. 

Como se sabe, la primera escaramuza se fundó con La Nacional de Charros del Distrito Federal en la década de los 50´s y luego nació la segunda en Guanajuato, habiendo sido la tercera en Jalisco y la primera en el Estado, en el mero Poncitlán que está a 60 kilómetros de Guadalajara al oriente por la carretera a La Barca.

Ya aquí en la Perla de Occidente, siguió un equipo bautizado como “Las Tapatías” y que apoyaba el doctor Carlos Guzmán Rincón Gallardo el famoso “Huichol” y fueron entrenadas por don Victoriano Maldonado Lara, para que en diciembre del 72 viniera el debut de “Alteñitas de Guadalajara”, un 12 de diciembre de ese año.

AMADOR DEL DEPORTE. Don Victoriano Maldonado Lara nació el 22 de marzo de 1920 y tiene 86 años de edad. Toda su vida la dedicó al campo y los caballos, pero ahora monta uno de acero de cuatro ruedas, debido a falta de movimiento en sus rodillas. Su vida ahora transcurre en una silla de ruedas eléctrica, pero aun así es feliz por seguir viviendo en este mundo que tiene de todo un poco.

La Asociación de Charros de Poncitlán nació un 10 de junio de 1962, de un grupo de casi 80 socios fundadores actualmente quedan cuatro y entre ellos don Victoriano Maldonado Lara, según recordó su hijo Salvador quien también atiende mascotas y otros animales por el rumbo de La Ciénega.

Don Victoriano y doña Francisca Martínez de Maldonado procrearon 10 hijos (seis damas y cuatro varones), y todos ligados de una u otra manera con la charrería. Ahora la siguiente generación también se prepara, unas escaramuzas y otros haciendo sus pininos en la charrería, pero “Hay Maldonado´s para rato”, dice Salvador.

LA HERENCIA. De aquella primera escaramuza que nació en Jalisco, las cuatro fundadoras, fueron: Martha Castellanos, Rosario Flores Gálvez, Francisca Maldonado Martínez y Martha González García. Allá por 1985 hicieron una gira por Jalisco, Colima, Nayarit y Michoacán, aunque hoy en día no hay equipo de escaramuceras en Poncitlán.

Antonio Aguilar se presentó del 3 al 5 de mayo de 1985, en la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara y en los tres días de presentaciones, “Las Rancheritas” de Poncitlán engalanaron sus actuaciones, lo que fue del total agrado del respetable y más del cantante de ranchero.

Ese día lloraron cuando hicieron el paseíllo y fue por la emoción, aunque el grupo ya había cambiado de integrantes. Por cierto, Rosa Maldonado Martínez hija de nuestro personaje tiene una escaramuza allá en Chicago, Illinois, pero como dijo la gorda del reboso, “esa, esa es otra historia”.

Don Victoriano Maldonado Lara falleció el 16 de abril del 2016, a la edad de 96 años de edad y le hicieron fiesta, dijo que: “no me lloren, mejor hagan fiesta”, les había dicho y se la cumplieron en el último adiós.

SU HIJA ROSY EN LA UNIÓN AMERICANA

Hace algunas décadas don Victoriano Maldonado se convirtió en el fundador de la primera escaramuza en Jalisco y hace menos de 10 años su hija Rosy emula sus pasos, pero ahora en la unión americana, concretamente en Chicago en el Estado de Illinois.

En la bohemia mexicana y charra que hubo el viernes, en el Restaurante “Nuevo Tecalitlán” de Chicago, tuvimos la oportunidad de platicar con el matrimonio de Rosy Maldonado y su esposo Javier García. Obvio que la charla giró en torno a nuestro Jalisco, lindo y querido, pero muy en especial al tema de las escaramuzas. La publicación la hicimos el 10 de junio del 2007 en la travesía que tuvimos por la unión americana, en Chicago, Illinois.

“Es un gran honor que mi padre haya sido entrenador de la primera escaramuza en el Estado de Jalisco, hace más de 40 años. Tengo años acá en  Chicago y aquí, muy a mi manera, promuevo a las escaramuzas”, dice Rosy con dejo de añoranza.

Mucho aún por hacer. Es más, doña Rosy Maldonado de García confecciona los vestidos que usa la escaramuza Perla Tapatía, donde están cinco de sus siete hijas.

“No hay de otra, yo misma hago los vestidos de nuestra escaramuza, porque acá no hay alguien dedicado a eso. Mire, por ejemplo a mi hija la reina de la charrería de Illinois, le he hecho alrededor de 60 vestidos, ya que en cada evento que ha encabezado desde hace tres años, estrena ajuar”, dice con una leve sonrisa.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Sufres los estragos de la falta de competidoras, otras que salen del equipo para casarse, pocos apoyos, pero a pesar de todo, con la mira siempre adelante. Eso, muy, pero muy independiente del “machismo” que se remarca acá en la unión americana.

El recuento. Perla Tapatía es una escaramuza que se fundó en 2001 y entre las ocho integrantes, están: doña Rosy y sus hijas: Rosalba, Arelia, Alejandra, Nancy y Elizabeth, quienes cuenta con el apoyo de don Javier papá de las niñas García Maldonado.

La entusiasta doña Rosy Maldonado de García hermana de nuestro buen amigo y locutor en Jalisco, MVZ Salvador Maldonado. Recordó que en el 2000 se fundó la Escaramuza “Las Rancheritas” en Illinois. Mariela Sánchez fue otra entusiasta iniciadora.

Promoción femenil. En mayo pasado inició el Circuito de Escaramuzas acá en el Estado de Illinois (La tierra del presidente Abraham Lincoln) y son siete elencos que tienen actividad cuando menos una vez por mes, de los que cuatro buscan nivel deportivo para lograr su pase al Nacional de Morelia 2007.

Las tres restantes no están federadas, pero valdría la pena que ya estuvieran para subir el nivel deportivo. Hoy, Rayo de Esperanza es otra escaramuza que está dando mucho de qué hablar. 

Y aunque ha habido movimiento con la mujer a caballo, “el nivel deportivo no es el ideal. Pero por algo se empieza y aquí en Chicago y todo el Estado de Illinois, vamos caminando con pasos firmes”, dijo Rosy Maldonado de García.

Ella nos hizo algunas confesiones respecto al jueceo, porque no miden con la misma vara y los criterios parece que no están unificados, pero esa es harina de otro costal.

Hace un año conocí a don Javier y su hija Rosy García, allá en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco. Incluso la señora Rosy Maldonado de García nos había escrito un correo electrónico para decirnos que el Lunes del Recuerdo de su señor padre don Victoriano Maldonado del meritito Poncitlán, Jalisco, la hizo vibrar de emoción.

“Jamás creí que podría emular los pasos de mi padre Victoriano que fue el primero en formar y entrenar una escaramuza. Son otras tradiciones aquí en Estados Unidos, otras circunstancias y que mejor que lo nuestro también tenga presencia aquí en esta poderosa nación”.

Hay más. Historia, suspiros, anécdotas, nostalgia y que hace recordar aquí en “La Ciudad de los Vientos”, aquella “Canción Mixteca”, que a la letra dice: “Que lejos estoy del suelo, donde he nacido. Inmensa nostalgia invade mi pensamiento…”.

El destinos y a invitación expresa del buen amigo Pepe Saldívar andamos en el tour charro que hoy termina en suelo de los Osos de Chicago de futbol americano, de los Bulls de basquetbol, Medias Blancas y Cachorros de beisbol, pero donde la charrería se ha ganado a pulso, un lugar muy especial.

Ya para cerrar esta entrega, justo es dar el honor que merece cada uno de los que hace que la charrería siga creciendo a pesar de las adversidades.

Hay una Escuela de Floreo aquí cerca de Chicago que no han dejado morir Rosalba García y Enrique Méndez hijo del “Pinolillo”, la que inició el 8 de enero del 2003. Ojalá que el presidente Basurto o el que siga, les brinde aunque sea apoyo moral para seguir adelante con sueños tan ambiciosos como este y es que aquí la magia no es suficiente.

Y como siempre termino a mi manera, recordando que “El caballo que no raya que se vaya, y el que no hala de punta para la yunta”.

ENVIAR COMENTARIOS A: charrocasama@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar