Gustavo Rivera, Vida y Obra

*El tapatío es integrante de Hacienda de Guadalupe

*Perdió un dedo en la terna y el escriba lo encontró|

*Además de gran charro, su otro don es la amistad

          Gustavo Rivera Yerenas es todo un personaje, gran charro y mejor amigo, aparte de haber sido campeón nacional en Apaseo 2006 el 5 de noviembre con la Asociación Hacienda de Guadalupe del meritito  Nuevo León, andanzas de las que platicó en el OCHO COLUMNAS, ya en el 2007.

Es el segundo día del nuevo año, empiezan las primeras horas del 2007 y aunque paso las fiestas decembrinas en familia, Rivera Yerenas se dio tiempo para atender a nuestras interrogantes, aprovechando la ocasión para enviar sus mejores deseos a la gran familia charra.

Hay algo inolvidable en su vida. El domingo 5 de noviembre del 2006 los neoleoneses de Hacienda Guadalupe llegaron a la gran final del Nacional de Apaseo, ante los favoritos de Rancho El Jaralito y Tequila Don Roberto, sonriéndoles la fortuna a los norteños.

A poco menos de dos meses de la coronación, aún la sigue gozando el tapatío.

“La verdad  no encuentro las palabras para decirte lo que se siente ser campeón. Es algo muy bonito. Tengo toda la vida de charro compitiendo a buen nivel, con 10 de profesional y es la primera vez que me toca acariciar la gloria de un título”.

Incluso en la fiesta nocturna de aquel domingo 5 de noviembre, Gustavo Rivera me decía que lo pellizcara para ver qué se siente ser campeón y él ahora lo recuerda en el Diario de la Charrería.

Hacienda de Guadalupe se coronó en el Nacional reciente y el tapatío Gustavo Rivera de 31 años de edad es uno de los charros más felices.

“Y como te lo dije aquella vez del pellizco, aún no me caen el veinte y eso que han pasado casi dos meses de la coronación. Vivo en Guadalajara y he visto poco a mis compañeros, sobre todo por las fiestas de fin de año, pero aún sigo festejando en grande esa coronación de Hacienda de  Guadalupe”.

-¿Qué te ha dicho de la Familia Leal?

“Estoy muy contento que tengo toda la vida de charro y hasta ahora se me hizo en el 2006, pero aunque ellos tienes escasos cinco años con el equipo, están muy felices y contentos. Uno de ellos ya fue campeón nacional en colas y ahora se logró la corona nacional, esperando que vengan más”.

En el fondo de la entrevista se escuchaba la voz inconfundible en una subasta del “Mil, mil, mil, mil…”

DIOS SABE PORQUE HACE LAS COSAS

Gustavo es primo hermano del “Pillín” Juan Francisco Rivera quien ya fue bicampeón de charro completo en 1998 y 1999.

“A la familia no le había tocado una corona por equipos, aunque como bien dices ya Juan Francisco había sido dos veces monarca nacional pero de charro completo. Dios sabe porque hace las cosas, porque habiendo tantos charros buenos, pues no les ha tocado la suerte de coronarse con su asociación y gracias a Dios, ya puedo platicar de eso”.

Admite que la charrería ahora es parte de su vida y sabe que hay de sueños a sueños. El ser campeones nacionales significa mucho, pero también tiene sus consecuencias, ya que habrá semanas en que tengan que entrar en acción hasta en dos ocasiones.

Al campeón todos lo invita y todos le quieren ganar, esto es quieren “abollarles” la corona.

Ahora si viene lo difícil, aunque es más complicado ser campeón nacional.

Ya repiquetearon las campanas anunciando la llegada del año nuevo y aunque ya lo estamos jaripeando, los campeones nacionales tienen  compromisos en: Jalisco, Mexicali, Los Ángeles y estarán en el Torneo de los Tres Toños del meritito Tepic, Nayarit.

“Ahora viene lo más difícil, pero hay que cumplir con todos los amigos”, dice como soltando el stress de fin de año, aunque sabe que hay que empezar 2007 a tambor batiente.

Cuando realizábamos la entrevista en el Rancho San Bartolo, estaba a un lado Armando Reinoso el popular “Chilito” de los “Pichones” del Rancho Santa María, equipo que llegó con la etiqueta de gran favorito para ceñirse la corona del Nacional “Vicente Fox Quesada” Apaseo 2006.

-¿Cómo fue la coronación para el equipo en 2006?

“Creo que no fuimos el mejor equipo del 2006, pero tampoco el más malo. Desgraciadamente pasa así, pero fuimos constantes y casi nunca bajamos de 300 en las charreadas, logramos tres títulos en el año y el más importante fue este de fin de año, en el Nacional de Apaseo”.

-¿A quién le dedicaste este título nacional?

“A mi familia, sin duda. La verdad es una familia muy charra, desde mi padre y mis tíos, ahora mis primos y hasta sobrinos”.

¿LOS SOBRINOS INCOMODOS?

Gustavo Rivera es sobrino del doctor Jorge Octavio Rivera Castañeda quien fue presidente de la Federación Mexicana de Charrería, A. C. en el cuatrienio 2000-2004.

-¿Qué tanto afecto ser sobrino del presidente?

“No, son cosas muy diferentes. Él fue presidente de la Federación y que bueno que en su gestión no logramos triunfos resonantes para que no se dijera que hubo favoritismo”.

-¿Qué te dice tu familia por la corona nacional con Hacienda de Guadalupe?

“Juan Francisco fue dos veces campeón de charro completo, somos una familia muy unida y se disfruta. El título lo celebré en familia y estas fiestas decembrinas en compañía de la familia, además me sirvió para descansar”.

Rivera Yerenas terminó la carrera de derecho y no ejerce, pero tiene un rancho cerca de Tequila, donde engorda ganado y donde se divierte a sus anchas.

Hace tres años el destino unió al tapatío Gustavo Rivera con el tecomense Miguel Zamora en Real del Fénix de Aguascalientes del púa Rogelio Álvarez Villanueva. Hace un año se fueron junto con el “Campeche” Torres a Hacienda Guadalupe, equipo en el que llegaron y haciendo lumbre.

“Hicimos muy buen equipo con Miguel, porque además es un gran amigo, vamos por el cuarto año como coequiperos y pues al igual que Francisco Torres ya nos conocíamos. Hemos hecho buena mancuerna con Cande Franco y además de gran amigo, hemos formado un equipo de amigos junto con los Leal y aquí estamos echándole ganas”.

Gustavo además de gran charro es un excelente ser humano, aparte del don que tiene de hacer amistades.

“Gracias a Dios que la gente me valora por ser amistoso y lugar que voy tengo amistades, así digas Tabasco, Yucatán, Mexicali, Estados Unidos, Michoacán y Chihuahua, por mencionar sólo algunos Estados, aunque en su natal Jalisco no es la excepción.

PERO TAMBIEN HAY TRISTEZAS

Era 1990 y Gustavo era un mocetón de 15 años, apenas dejaba la adolescencia y se encaminaba a la juventud, aunque un accidente marcó su vida.

Era un duelo ante Charros de Jalisco en casa de los “Bigotones”, en la terna que hizo por la Asociación Ganaderos Unidos de Jalisco al amarrar el lazo cabecero le salió volando un pedazo de dedo de la mano derecha.

No encontraban el trozo y con vista de águila, el que esto escribe alcanzó a ver el pedazo incrustado en la silla de montar del cuaco del “Gus” y rápido se lo llevaron al hospital a que se lo pegaran. A más de 16 años, Rivera Yerenas suspira y medio se acuerda del percance.

En la actualidad, Gustavo Rivera está con el equipo Hacienda Triana de Zacatecas.

ULTIMOS 10 CAMPEONES NACIONALES

AÑO EQUIPOS SEDE ASOCIACION PUNTOS

2006   114       Apaseo El Gde., Gto Hacienda de Guadalupe, NL 333

2005   127       Tres Potrillos, Jal. Charros de Tracomsa, NL 330

2004   102       Aguascalientes Tequila Don Roberto 355

2003   96         Lagos de Moreno, Jal Charros de Jalisco 301

2002   102       Zacatecas Ch. Cuauhtémoc, NL 316

2001   80         Cd. Juárez, Hgo. Tres Potrillos, Jal. 364

2000   114       Pachuca, Hgo. Rancho Santa María, Jal. 313

1999   104       Morelia, Mich. Charros de Huichapan, Jal. 382

1998   99         Guadalajara, Jal. Capilla de Guadalupe, Jal. 340

1997   96         Saltillo, Coah. Capilla de Guadalupe, Jal. 380

Y como siempre termino a mi manera, recordando que “Lo bailado ¿quién me lo quita?”.

ENVIAR COMENTARIOS A: charrocasama@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!
Cerrar