La Diva del Cine Mexicano

*“La Doña” María Félix

*Filmó Casi 50 Películas

*Su Apasionante Historia

         María Félix fue la Diosa del Cine de Oro Mexicano, por su belleza y su manera original de ser.

Era altiva y de carácter recio, pero siempre tuvo visión de llegar a las alturas y ser la mejor en todo lo que se proponía, lo que finalmente logró.

Hablaba fuerte y de frente, no se andaba con medias tazas. Su carácter lo dejó plasmado en cada una de sus casi 50 películas que dejó para la posteridad.

María de los Ángeles Félix Güereña nació el 8 de abril de 1914, en Álamos, Sonora, y murió de un infarto el día de su cumpleaños 88, el 8 de abril del 2002, en su casa de Polanco en la Ciudad de México.

Para 1993, María Félix publicó su autobiografía en cuatro tomos, llamada: Todas mis guerras. A últimos de 1998 grabó un disco al que tituló Enamorada.

LA MARÍA BONITA DE AGUSTÍN LARA

A los 14 años de edad, fue coronada como Reina de la Universidad por los estudiantes tapatíos. Su primer trabajo ya de joven fue como recepcionista de un cirujano plástico en la capital del país.

En 1934 contrajo nupcias con el agente viajero de Max Factor, el tapatío Enrique Álvarez a quien conoció en una fiesta de disfraces y se divorció dos años después, habiendo nacido producto de esa relación su hijo Enrique Álvarez Félix.

Después se casó con Agustín Lara –le dedicó el Tema de María Bonita, como regalo de boda-, Jorge Negrete y el banquero rumano Alex Berger con este duró 18 años, viviendo en unión libre sus últimos 16 años de vida con el pintor Antoine Tzapoff.

Era de carácter fuerte en las películas y en la vida real. No era de muchas palabras, pero se posesionó como uno de los grandes persnajes del cine nacional con 47 películas a cuestas y “La Generala” fue la última, aunque en realidad La Constitución una novela histórica que produjo Miguel Alemán Velasco.

Lo mismo destacó en Tizoc, La Generala, Juana Gallo, La Bandida, La Bárbara y Doña Diabla, por mencionar solo algunas películas y por algo fue llamada merecidamente “La Diva del Cine Mexicano”.

Otras películas: La Valentina, La Cucaracha, Canasta de Cuentos Mexicanos, Maclovia, Río Escondido, China Poblana y debutó en 1942 con El Peñón de las Ánimas.

 Se dijo que el Ing. Fernando Palacios fue su descubridor y debutó con el director Miguel Zacarías.

LOS PREMIOS, ALTOS RAITINGS Y MUCHO MÁS

Recibió Premios Ariel de La Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas, por: Enamorada en 1947, Río Escondido dos años después y en el 51 por su trabajo en Doña Diabla…

En 1991 en un programa con Verónica Castro en la televisión mexicana captó el más alto raiting que se tenga memoria de la tv nacional en nuestro país. En el 96, grabó cinco programas de dos horas cada uno con Ricardo Rocha y repitió de nuevo con Vero y hasta cantó dos canciones con mariachi, además de interpretar dos tangos.

En 1996 recibe la más alta condecoración de la Orden Nacional de Artes y Letras, la más alta distinción del país galo y fue la primera latina en recibir tan condecoración.

Su caballo era un alazán llamado el “Mil Pesos”, deuda que con el le pagaron a su abuelo. En el también realizaba “paradas indias” y eso se lo enseñó un peón yaqui.

Cuenta que también se dedicó a su cuadra de caballos, una de las más importantes en Francia, habiendo ganado Derbis en el país galo e Inglaterra.

AUTOBIOGRAFÍA Y SU FAMILIA

En 1993 Editorial Clío publicó cuatro tomos de María Félix, obra bautizada como: Todas Mis Guerras y esos tomos fueron: María Bonita, La Doña, Soldadera de Lujo y Renacimiento, con prólogo de Enrique Krauze, con transcripción y edición de Enrique Serna.

Con La Doña de Rómulo Gallegos se ganó el apodo en la década de los 40´s, concretamente la película se filmó en 1943.

Sus padres Bernardo Félix Flores –militar y político- y su mamá Josefina Güereña Rosas, se casaron el 19 de enero de 1901, tuvieron 16 hijos y solo se lograron 12: Josefina, María de la Paz,  Bernardo, Miguel, María Mercedes, Fernando, María del Sacramento, Pablo, la que nos ocupa María de los Ángeles, Victoria Eugenia, Ricardo y Benjamín.

Sonorense de nacimiento y tapatía por adopción o sentimentalmente, como decía ello esto último María Félix. Su última película: La Generala y la última participación fue en la telenovela La Constitución.

LA DOÑA DEL “FLACO DE ORO”

         En la película María Eugenia la censuraron cuando intento aparecer en traje de baño en una escena y es que abriendo los 40´s, eso era un escándalo de grandes proporciones.

Doña Bárbara del novelista venezolano Rómulo Gallegos fue otro de sus detonantes que tuvo a lo largo de su larga trayectoria en el cine nacional. Esa película ya tenía la actriz estelar y entró al quite María Félix.

La cinta Enamorada fue el trampolín que necesitaba para abrirse camino al cine extranjero. En la cinta Amok fue en la única de las 47 que salió con pelo rubio.

En el hotel Papagayo –ya desaparecido- que se localizaba frente a la Playa de Hornos, fue donde Agustín Lara compuso la canción María Bonita. Por el año de 1947, quizás el mejor en la vida artística de “La Doña”, el regente capitalino Corona del Rosal la coronó como Reina de la Primavera.

Después de la novela histórica La Constitución, llegó una nueva pasión para María Félix: Los caballos. Incluso, la Cuadra María Félix llegó a ser la más importante de Francia.

El 31 de diciembre de 1974 murió Alex Berger y semanas antes “Doña Chefa” la mamá de María Félix, a la edad de 92 años.

Agustín Lara se inspiró con María Bonita, José Alfredo Jiménez le compuso la canción Ella y Juan Gabriel le dedicó María, esta última que ha mediado de los 70´s fue un encándalo porque comparaba a María con la Virgen y la estrenó con Raúl Velasco en el programa “Siempre en Domingo”.

Por cierto, la única actriz que admiró fue Greta Garbo. Dejó en su casa de la Ciudad de México, cuatro Arieles y una Diosa de Plata que le entregaron en 1989, además una Medalla al Mérito Artístico de la ANDA en 1991, entre muchos reconocimientos más que logró a lo largo de sus 88 años de vida.

Por eso y muchas cosas más que se quedan en el tintero, María Félix “La Doña” fue un personaje que hizo historia, muchas historia.

         Y como siempre, termino a mi manera, recordando a Honoré de Balzac, cuando dijo que: La inspiración es la ocasión del genio.

COMENTARIOS al correo electrónico: charrocasama@gmail.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Content is protected !!